El primer ministro señala que la clave "para un compromiso honesto" con la UE y el FMI es "reconocer que la política anterior de austeridad extrema ha fracasado" tanto en Grecia como en Europa.